Nihil novum sub sole o Déjà vu

jueves, octubre 27, 2005

La República de los muertos

Desayuno ahora un pan de muerto. Adornos que recuerdan los huesos, lo que si, acaso, permanece de nosotros. Polvo y olvido. ¿Cuántos de mis muertos pueblan ya esa república de difuntos? Todos mis abuelos, mi madre, mi primo.
Brindemos, amor mío, por la vida. No es eterna.

1 Comments:

  • ¡Si, brindemos por la vida, a cada instante, con fuerza y consciencia!
    Un beso, Óscar

    By Anonymous Cristal, at 10:56 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home