Nihil novum sub sole o Déjà vu

martes, julio 26, 2005

Mi vida en una nuez

Tengo un recuerdo. Estoy mirando cómo mi abuelo pela meticulosamente con dedos torpes la piel de una nuez de Castilla. Desde mi estatura miro a lo alto con ojos grandes, de Adán descubriendo el mundo, la aplicación de las manos de mi abuelo. Y no hay tiempo (el que soy mira con nostalgia al que fui): la escena ha quedado grabada en mí. La felicidad para mí es ahora el tiempo eterno que me dedica mi abuelo Erasmo: esa nuez es para mí.

Ahora, yo pelo con tanta ternura nueces para mis hijos.

3 Comments:

  • Eso si es vivir artísticamente, poner en cada acto de nuestra vida, en el gesto lo más humilde, lo más aparentemente irrisorio, toda su atención, su aplicación, su ternura, su amor. Es una creación permanente que nos llena de tan felicidad que una sonrisa se cuelgue en los labios y en el corazón.
    Un placer volver a leerte, Óscar.
    Una sonrisa y un abrazo

    By Blogger Cristal, at 10:31 p. m.  

  • Hay recuerdos que son de cristal y otros tantos de sentimientos. Pero todos depende el cómo los evoquemos. Puede ser inmenso lo que sintamos en el interior.
    Saludos!

    By Blogger Dra. Kleine, at 1:52 p. m.  

  • Mil Gracias Oscar, me haz hecho recordar momentos maravillosos con mi abuelo, en mi infancia fue mi idolo. Que Dios te Bendiga, y recuerda regala una sonrisa del tamaño de la felicidad que desees en tu vida, te quiero mucho amigo, besos, Mary

    By Anonymous Anónimo, at 5:00 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home