Nihil novum sub sole o Déjà vu

lunes, julio 31, 2006

Quemar las naves

Recuerdo un hermoso pensamiento de Octavio Paz en La llama doble, en el que habla de la más grande libertad. Yo, en pleno ejercicio de mi libertad, la cedo a ti, amada mía.

3 Comments:

  • Que rico sería poder decir eso, me imagino descansando sobre los hombros de mi amado, sintiendo los latidos de su corazón y deseando con toda el alma no dejar de sentir su calor, acariciando su pecho… Ahhhh que cursi soy, ya qué…

    Besos.

    By Anonymous miriam, at 4:41 p. m.  

  • Pues no estoy enamorada, así que disfruto de mi libertad simplemente mirando el mar!

    By Blogger Mar, at 4:06 p. m.  

  • La libertad que te da amar con todo...

    Un beso libre estimado Oscar.

    By Blogger Piel, at 12:23 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home