Nihil novum sub sole o Déjà vu

lunes, octubre 02, 2006

Parpadeo

Estoy ahora sentado frente a ti, penetrándote, mirándote y a la vez mirándome en tus ojos claros. Estamos desnudos, abrazados, hoy mismo mantenemos este abrazo que comenzamos hace 22 años. Ahora tenemos un poco más de kilos, de arrugas, de canas, pero este amor es inmenso. ¿Cuál es la diferencia de hace 22 años, cuando iniciamos este beso, este abrazo, esta fundición, esta escultura de siameses, este bogar por nuestras vidas? Este abrazo es el mismo, apenas pestañeamos un rato de 22 años, corazón, y ya tenemos 44 años y seguimos desnudos frente a frente, tu mirada en la mía, mis manos en tu espalda, mi boca en tus labios, nuestro olor, nuestro amor y nuestros sexos amándose.

4 Comments:

  • La diferencia es más intensidad, más complicidad, más belleza. Admiro las relaciones que se vuelven más fuerte con el tiempo, al lugar de caer en la rutina, el aburrimiento. Te felicito Óscar, les felicito, porque es obra común.
    Un beso y un fuertísimo abrazo

    By Anonymous Cristal, at 2:23 p. m.  

  • Amigo mio,

    Qué felicidad por ti. De verdad, sonrío por ti, con una alegría genuina. Felicidades a ambos.

    Que su unidad, siga como torre fuerte.

    By Blogger Alu Pineda, at 3:03 p. m.  

  • Gracias, Cristal, por estar presente siempre, perfumando infinitamente.

    Alu, un placer tenerte por aquí, mujer tan sensible.

    Un beso a las dos.

    By Blogger Óscar, at 4:05 p. m.  

  • Felicidades, Óscar, por amar tanto a tu mujer como lo haces. Gracias por ser feliz.
    Besos.

    By Anonymous miriam, at 4:38 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home